¿ QUÉ SABEMOS SOBRE LA PIEL ATÓPICA DE NUESTROS PEQUES?



Ha habido un aumento en estos años de personas que padecen dermatitis atópica debido a la contaminación, el ritmo de vida que llevamos o la utilización en exceso de detergentes. Es muy frecuente en la oficina de farmacia, que nos preguntéis por las dermatitis atópica y sus tratamientos. Vamos a explicar en este pequeño artículo qué es y cómo actuar.

La dermatitis atópica es un trastorno cutáneo crónico que se alterna con brotes y se caracteriza por la aparición de eccemas (placas rojas inflamadas), prurito y xerosis (piel seca). Este trastorno no se contagia y suele comenzar en los 3 primeros meses de vida del bebé, mejora a partir de los 5-6 años. Se estima que entre un 2% y un 20% de niños han padecido dermatitis atópica. Suele aparecer en la cara, cuero cabelludo y en las extremidades (especialmente en grandes pliegues como detrás de las rodillas o el antebrazo).

Existen diferentes tratamientos, para ello debemos diferenciar si nuestro pequeño sufre un brote, puesto que en función de los signos y/o síntomas valoraremos la opción de acudir al médico. El brote es posible que tenga más predisposición de aparecer con cambios bruscos de temperatura o cambios de estación, teniendo en cuenta que influyen factores tanto ambientales como genéticos.

En niños con dermatitis atópica debemos ser muy conscientes que lo más importante es la PREVENCIÓN, y así, de este modo, evitar la aparición de brotes, o espaciarlos en el tiempo. Esta prevención consiste en la utilización de productos emolientes destinados a flexibilizar y ablandar la piel.

Dicho todo lo anterior, y ya conociendo un poco más este trastorno, os dejamos una serie de consejos:

  • La higiene es fundamental. Daremos baños cortos, de 5-10 minutos como máximo, utilizaremos agua tibia (que no exceda los 35 grados) y usaremos geles con pH ácido o Syndet.
  • El secado siempre será a toques y nunca frotando ya que irritaremos más la piel en las zonas afectadas.
  • Utilizaremos una crema emoliente específica para pieles atópicas.
  • Hay que ventilar diariamente la casa, en especial la habitación en la que duerma.
  • Utilizar ropa de algodón o lino y evitar la lana o los tejidos sintéticos.

En nuestra Parafarmacia encontrarás una amplia gama de productos destinados a la prevención de esta afección y que te explicaremos con todo tipo de detalles para el cuidado de la piel de tu pequeñ@.