¿ Que es una copa menstrual?


Las copas menstruales no son un invento actual sino que datan de los años 30.

Es decir, tienen casi un siglo de vida pero han sido olvidadas durante años en favor de tampones y compresas.

La copa menstrual es un dispositivo fabricado en silicona o plástico de grado médico que normalmente tiene forma de campana o de disco (muy parecido a un diafragma anticonceptivo) y que se utiliza para recoger la sangre de la menstruación.


¿ Que tipo de copas hay ?

Hay varios tipos de copas diferentes, lo cual es muy importante elegir bien.

El tamaño y longitud de los tampones que usas habitualmente te darán pistas a la hora de elegir una talla correcta de copa menstrual.


Las principales ventajas de la copa menstrual son: 

No reseca las paredes vaginales el segundo ya que las paredes vaginales se encuentran muy resecas. Esto son Si os habéis cambiado rápidamente de tampón habréis notado molestias al colocar microerosiones provocadas por la falta de lubricación que ha provocado la absorción del tampón.
La copa menstrual, por el contrario, no reseca las paredes vaginales pues no absorbe el flujo que protege la mucosa vaginal que mantiene su humedad y nos protege frente a las infecciones.

Por ello, las copas menstruales están recomendadas durante los ciclos previos a la menopausia, periodo en el que suele haber ciclos muy irregulares y una tendencia a la sequedad vaginal y la irritación, debida entre otros motivos al descenso de los niveles de estrógenos, pues se evita empeorar los síntomas provocados por esa sequedad.

Es reutilizable,tiene una vida mínima de un año y puede durar hasta diez, si sigues las recomendaciones de limpieza y mantenimiento que cada fabricante indica, con lo cual ecológica y económicamente son mucho más rentables que tampones y compresas.

Puedes llevarla colocada hasta doce horas seguidas.

Si tienes tendencia a manchar tu ropa de noche y sueles usar compresas con alas, la copa menstrual te va a encantar, pues aguanta perfectamente sin manchar nada toda una noche de regla abundante. 

Se limpia con facilidad, sólo hay que limpiarlas con agua y jabón, aunque, antes y después de cada ciclo menstrual es conveniente esterilizarlas en agua hirviendo durante cinco minutos.

Al poder llevarlas hasta doce horas seguidas y tener capacidad de contener hasta tres veces más líquido que un tampón es muy probable que no necesites limpiarla en ningún momento fuera de casa.

Ademas las copas también podrían ayudar a prevenir problemas causados por el uso de compresas y tampones, como la candidiasis o la cistitis.